VISIONVISIÓN 2010-2014

INREDH acompaña a las organizaciones sociales en su consolidación como actores políticos que proponen y demandan nuevos paradigmas de vida, basados en la interdependencia e indivisibilidad de derechos humanos de los pueblos y derechos de la naturaleza, con una mirada regional de la realidad geopolítica.

 

MISIÓN 2010- 2014

 

Somos una institución que promueve la vigencia y exigibilidad de derechos humanos de los pueblos y derechos de la naturaleza, a través del acompañamiento a las organizaciones sociales en el ejercicio de sus derechos, la judicialización y la incidencia en políticas públicas para construir nuevos paradigmas de ejercicio del poder público, bajo los principios de la no violencia activa.

 

 Elementos de contexto

 

1.- Modelo de desarrollo vs derechos humanos

En septiembre de 2008 Ecuador se convirtió en el primer país del mundo en incorporar a la Constitución “los derechos de la naturaleza”, que recoge el pensamiento andino la  Constitución ecuatoriana plantea que la  naturaleza “tiene derecho a existir, persistir, mantenerse y regenerar sus ciclos vitales, estructura, funciones y procesos en la evolución”.

En flagrante contradicción con este planteamiento constitucional, el propio presidente Correa apoya la aprobación de leyes que fomentan la economía extractivista basada en la sobre explotación de los hidrocarburos y el desarrollo de una minergía a gran escala y a cielo abierto para la extracción de  metales tanto en las montañas  de la zona andinas como en la Costa y en la selva amazónica. 

Esto se explica porque se trata de un gobierno que mantiene políticas, claramente inspiradas en el manejo neoliberal, fundamentalmente en el campo agrario y en el sector de la minería manteniendo intocado el modelo extractivista a través del cual pretende conseguir recursos para financiar el  desarrollo.

 

Desafíos

Esta política de Correa plantea nuevos desafíos para La Fundación Regional de Derechos Humanos INREDH basados en la necesidad de integrar al enfoque de derechos, el desafío ambiental para la construcción de un nuevo modelo de desarrollo incluyente y sustentable que reconozca la relación intrçínseca entre entre ser humano y naturaleza.

“El gobierno desarrolla su plan extractivista que lesiona los derechos colectivos y de la naturaleza,  bajo el discurso de atender con salud, educación, vivienda, trabajo  a las personas; con lo cual justifica su política económica de depredación de la naturaleza;  si no se desarrollan nuevas  conceptualizaciones que integren lo individual con lo colectivo e incluyan en la misma matriz los derechos de la naturaleza,  se va a resolver la  “confrontación entre derechos humanos” con una visión positivista  y desde  una matriz liberal, poniendo énfasis en  derechos individuales y dejando por fuera  derechos colectivos y derechos de la naturaleza.

Si bien podría entenderse como  3  sujetos jurídicos que reclaman para sí derechos, necesitamos  desarrollar un  discurso  que responda a un nuevo paradigma de lo humano, donde se integren derechos individuales, colectivos y de la naturaleza. Hay que construir un discurso que  articule y debata las tensiones que se pueden observar entre derechos y entre sujetos de derechos.

El Plan estratégico anterior  respondía a esta dualidad  y teníamos Objetivos específicos que buscaban a tender por un lado a las personas y por otro a los colectivos; en la práctica hemos ido optando por lo colectivo y  los temas  vinculados a la protección de derechos individuales han quedado rezagados. Desde el 2006  ha variado el  eje de trabajo y las acciones se mueven más en el ámbito geopolítico entre lo colectivo y las demandas en torno al medio ambiente.

Necesitamos nuevos paradigmas y nuevas conceptualizaciones e instrumentos  que  respondan a la integralidad del enfoque de derechos y que pasa por reconceptualizar lo humano,  que reconozca la legitimidad de la diversidad (desde lo plurinacional, pluricultural, pluriétnico, género, etárea, opción sexual, expresión religiosa, etc.) y construya una nueva sensibilidad personal y social frente a la naturaleza.

Un primer elemento es concebir derechos humanos no como un listado petrificado, sino como proceso abierto a la existencia social y a sus conflictos y por tanto integrados y articulados a  factores económico-sociales, culturales y ambientales.

 

Coordinación

 

INREDH es filial de la Federación Internacional de Derechos Humanos, FIDH, Comité Interinstitucional contra las Fumigaciones CIF, Pastoral Fronteriza, Corte Penal Internacional, Red de Justicia, Democracia y Desarrollo; Red Latinoamericana y del Caribe contra la tortura, la impunidad y los DD. HH., Centro de Derechos Humanos de la  Pontificia Universidad Católica del Ecuador, Red Jurídica para la Defensa de la Amazonía RAMA, Red de Defensoras y Defensores de DDHH y la Naturaleza.

Además mantiene relaciones con organizaciones sociales como Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador CONAIE e internacionales como Amnistía Internacional y Comisión Andina de Juristas, Coalición de ONG´s de Derechos Humanos de las Américas, entre otras.