PROGRAMA DE PROTECCION Y DEFENSA
Defensoras y Defensores de los Derechos Humanos
2009- 2012

Con el Apoyo de:
HIVOS
Pan Para el Mundo


¿Quiénes son Defensoras y Defensoras de Derechos Humanos?

 

 Según la Declaración de las Naciones Unidas sobre el derecho y el deber de los individuos, los grupos y las instituciones de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales universalmente reconocidos (Declaración de Defensores ), es defensor de derechos humanos "toda persona tiene derecho, individual o colectivamente, a promover y procurar la protección y realización de los derechos humanos y las libertades fundamentales en los planos nacional e internacional"

Entonces, los defensores de los derechos humanos son aquellas personas, grupos y organismos de la sociedad que promueven y protegen los derechos humanos y las libertades fundamentales universalmente reconocidos. Las y los defensores de los derechos humanos persiguen la promoción y la protección de los derechos civiles y políticos, así como la promoción, la protección y la realización de los derechos económicos, sociales y culturales. Las y los defensores de los derechos humanos promueven y protegen asimismo los derechos de los miembros de grupos tales como las comunidades indígenas y afro- ecuatorianas.

Muchas personas que realizan una labor de liderazgo en sus comunidades y protestan ante las arbitrarias politicas economicas, sociales y militares adversas a la dignidad humana, no tienen conciecia que realizan una labor de defensa de derechos humanos, pero , en virtud de la declaración de la ONU, son tambien defensores y defensoras de derechos humanos.

 

¿En qué consiste este proyecto?

 

El “Programa de Protección y Defensa de Defensoras y Defensores de Derechos Humanos”, INREDH mantiene, desde 1998, está ahora presente en 12 provincias del país, involucra a 72 organizaciones de base que trabajan por los derechos ambientales, género, libre opción sexual, sistema penitenciario, derechos de los pueblos indígenas y de culturas urbanas diversas.

Se busca proteger, legitimar y fortalecer el trabajo que realizan los defensor@s de derechos humanos en el Ecuador, considerando como tales a quienes se enmarcan en la definición ampliada de Naciones Unidas.

Este proyecto es una iniciativa de la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos –INREDH-, apoyado por HIVOS y Pan Para el Mundo. 

 

¿Por qué es importante este proyecto?

 

Según diversos análisis geopolíticos, el escenario a futuro en el Ecuador tendrá diversos elementos que provocarán mayor vulnerabilidad en los derechos humanos, identificando violaciones principalmente a los derechos colectivos y los derechos civiles.

Uno de los escenarios es el que se presenta en las zonas en las que se aplican políticas extractivas, como son las zonas de explotación petrolera y minera, y las concesiones de explotación de madera. Estas zonas, quizá por coincidencia, corresponden a la zona de la frontera norte del Ecuador y la Amazonía, donde INREDH tiene su mayor presencia.

En los años siguientes se implementarán de manera más agresiva las concesiones de explotación de recursos naturales y se violentarán los derechos colectivos de las comunidades campesinas e indígenas que vivan en las  mencionadas zonas. Irónicamente, la razón fundamental para incrementar la explotación de recursos es la necesidad de sostener el proceso inversión social iniciado por el actual gobierno, a más de mantener el sistema de dolarización en una economía que no tiene producción propia.

Para garantizar la explotación de los recursos naturales se implementarán procesos de militarización y acoso a las comunidades que se resistan a estas actividades; estos procesos estarán en coordinación con fuerzas militares nacionales y organismos de seguridad de las transnacionales, tal como ya se evidenció en hechos como los sucedidos en Dayuma y Tiguino (Orellana), Portete de Tarqui y Mollecturo (Azuay) y Limón Indanza (Zamora). El artículo 5 de las Directrices de la UE sobre protección a defensores de DD HH describe con exactitud la situación de los defensores en el Ecuador, en especial en aquellas zonas en las se implementan políticas extractivas, violentando los derechos colectivos de las comunidades y los derechos civiles y políticos de las personas.

Paralelamente, la labor de los defensores y defensoras de DD HH constantemente es deslegitimizada por el discurso oficial, no sólo en lo referente a las organizaciones reconocidas como defensoras de DD HH, a las que se las ha calificado de defensoras de delincuentes; sino que, y con mayor agresividad, a las organizaciones locales que luchan por el respeto a sus propios derechos. Líderes y liderezas de estas organizaciones son permanentemente hostigados e incluso se han instaurado juicios en su contra, tanto en cortes civiles, como en cortes militares. Estas personas están en mayor vulnerabilidad que los activistas de los centros políticos nacionales.

A futuro, y no darse un proceso de concertación entre el Estado y las comunidades, se harán evidentes una serie de confrontaciones, en donde las primeras víctimas serán precisamente los defensores y defensoras de derechos humanos, de ahí la necesidad, primero de fortalecer sus capacidades de trabajo, legitimarlo ante los organismos estatales y establecer redes muy sólidas de protección y apoyo mutuo.
 

Además el trabajo con las organizaciones de base nos ha permitido identificar tres de las principales carencias que tienen los defensores y defensoras de derechos humanos: falta de seguridad, deslegitimización de su trabajo y el desconocimiento del manejo de técnicas de comunicación en DD HH y acceso a redes internacionales de solidaridad y protección, incluyendo el acceso al Sistema Interamericano.

 

Ejes de Trabajo

Esta propuesta, programada para dos años, apunta a fortalecer el trabajo de los defensores y defensoras de DD HH en la zona de la frontera norte y provincias de la Amazonía, a través de:

• Defensa jurídica personal, tanto en cortes nacionales, como la activación del Sistema Interamericano

• Un proceso de capacitación que solvente sus necesidades organizativas y conocimientos de mecanismos de protección; la utilización del sistema judicial nacional y el sistema interamericano para su defensa, y la capacitación a operadores locales de justicia (jueces y fiscales)

• Comunicación impresa que sensibilizará sobre la legitimidad de su trabajo a las autoridades locales, civiles y militares, y a la sociedad en general de las provincias en donde funciona el programa, a fin de lograr su colaboración y compromiso con el trabajo de los defensores y defensoras.

• Investigación, publicación y difusión de un informe sobre la situación de los defensores y defensoras de derechos humanos en el país.

 

Temas de la capacitación

 

 

 

• Mecanismos de protección personal y organizacional

• Manejo de la comunicación en derechos humanos y uso del sistema de alertas tempranas

• Análisis de los alcances de las resoluciones de Naciones Unidas y la Unión Europea sobre defensores, y conocimiento de los sistemas internacionales de protección y solidaridad.

• Uso de los instrumentos internacionales y acciones ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

El programa además comprende la formación de un equipo que pueda replicar los conocimientos adquiridos, para lo cual se realizará un taller de formación en metodología de capacitación en los temas descritos. El equipo será parte de las organizaciones participantes en el programa. 

Para el proceso de capacitación se producirán módulos temáticos, que serán publicados en un manual de capacitación.