Jueza dispone 15 días para incorporar peritaje en caso Juliana Campoverde

Categoría: Actualidad Creado: Jueves, 07 Marzo 2019 13:48
Visto: 848

Hoy, 7 de marzo de 2019, la jueza de la Unidad Penal Yadira Proaño dio un plazo de 15 días a la Fiscalía para incluir el informe de peritaje de Criminalística solicitada por la defensa de Jonathan C. procesado por el delito de secuestro extorsivo con resultado de muerte de Juliana Campoverde, desaparecida el 7 de julio de 2012, en el sur de Quito.

Esto luego de que Paúl Ocaña, abogado del pastor evangélico  Jonathan C., argumentó en la audiencia evaluatoria y preparatoria de juicio que se instaló hoy, a las 10:03, en la sala 405 del Complejo Judicial Norte, que se dejó en la indefensión a Jonathan C. y solicitó la nulidad del proceso desde el 28 de diciembre del año anterior. Los argumentos fueron dos: uno, que el 28 de diciembre, dos días antes que concluya la instrucción fiscal del caso, la defensa del pastor solicitó que la Fiscalía oficie a los medios de comunicación televisivos una copia de los reportajes realizados de la búsqueda de Juliana Campoverde, en la quebrada Bellavista, norte de Quito; y dos, que se haga un peritaje técnico de estos videos con el fin de conocer el método de búsqueda de Fiscalía.

 

Según Ocaña, esta diligencia no se realizó ya que no consta en los 130 cuerpos que tiene la investigación del caso. Frente a esto, la fiscal Mayra Soria dijo que no se ha dejado en la indefensión al procesado y que tampoco la defensa ha sostenido cuál es la afectación, además precisó que la pericia solicitada sí se despachó, pero falta el peritaje.

Por su parte, Pamela Chiriboga, abogada de la familia Rodríguez y asesora de la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos, que representa la acusación particular dijo que no se está afectando el derecho a la defensa de Jonathan C. y que además existen los informes de Dinased, Bomberos y otros sobre la búsqueda de Juliana en la quebrada. “No hay indefensión para Jonathan C. y no creemos que es proporcional la solicitud de nulidad de la defensa del pastor –dijo Chiriboga -. Llevamos 6 años y 8 meses esperando justicia”.

Ramiro García, abogado del asambleísta Absalóm Campoverde y padre de Juliana, dijo que era imposible materialmente contar con el peritaje cuando la solicitud fue ingresada el 28 de diciembre en horas de la tarde y el último día laborable de un feriado largo de cuatro días.

Tras escuchar los argumentos y verificar el expediente, la jueza declaró que no hay nulidad y no hay indefensión, pero sí hay un vicio de forma por lo cual dio un plazo de 15 días para subsanar este vicio y para que la fiscal Mayra Soria incluya este peritaje y solicité a la jueza reanudar la audiencia. 

Para Elizabeth Rodríguez, madre de Juliana, la suspensión de la audiencia es una táctica para dar largas al proceso.  “Cada vez se hace más difícil con largas y largas – dice Rodríguez-  para mí no es fácil de asimilar todas esas injusticias que se dan por medio de la defensa que esta queriendo que haya nulidad  (…) Seguiremos exigiendo al Estado y a la Iglesia que nos devuelvan a Juliana”.


 

Mientras se desarrollaba la audiencia, un grupo de familiares y amigos como la Asociación de  Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en Ecuador (Asfadec), Comité de Lucha contra la Violencia, Desapariciones y Feminicidios, Vivas Nos Queremos y Luna Roja realizaban un plantón en los exteriores del Complejo Judicial Norte para exigir justicia. En una de sus banderas se leía: “7 años de inoperancia, devuélvannos a Juliana”.  

Con tambores de Retumba la Prole, gritaban ¡Justicia para July! ¡Justicia para July! ¡Justicia para July! También, en el plantón decenas de afiches mostraban los rostros de hombres y mujeres desaparecidas en Ecuador. Lidia Rueda, secretaria de Asfadec, recordó que hay miles de personas desaparecidas en el país.

 

Dato:

 

La fiscal Mayra Soria llevó 6 cajas de documentos para argumentar los elementos de convicción que serán presentados para la audiencia evaluatoria y preparatoria de juicio. También los abogados particulares como la defensa tenían la documentación en una maleta negra y cajas de cartón, respectivamente.