Más artículos

¿Disparar o no disparar?

Por Luis Ángel Saavedra, coordinador ejecutivo de INREDH El 22 de agosto del 2018, en Mascarilla, Valle del Chota, el policía del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) David V. disparó a Andrés Padilla, afrodescendiente de 24 años. Fue un tiro certero, en la cabeza. El policía está detenido y acusado de “extralimitación de funciones en un servicio público”, mientras que los familiares de Andrés buscan que se lo juzgue por el delito de “ejecución extrajudicial”. En las filas policiales se empezó a difundir el rumor de que la policía no puede disparar a los delincuentes porque corren el riego de ir presos. En la sociedad ecuatoriana también circulan pronunciamientos de esta naturaleza y se asegura que los policías “están atados de manos frente al embate de la delincuencia”.

El Encuentro Internacional de Justicia Indígena: un diálogo intercultural sobre los nuevos retos para las comunidades indígenas

Autoridades de pueblos originarios, académicos y expertos de Perú, Bolivia y Ecuador participaron en el Encuentro Internacional de Justicia Indígena para aportar al diálogo interno sobre el pluralismo jurídico vigente en el país, y para enriquecer su conocimiento con otras prácticas como parte del fortalecimiento a la justicia indígena.

 La impugnación a Herrería busca que la nueva Corte Constitucional respete el proceso de justicia transicional

La presidenta de la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (Inredh), Mónica Vera, presentó hoy, 16 de enero de 2019, la impugnación a la postulación del candidato Luis Enrique Herrería Bonet a la Corte Constitucional.

Juez Carlos Dávila negó acción de protección por desalojos ocurridos en Tundayme

Hoy, martes 15 de enero de 2019, el juez Carlos Dávila, negó la petición de acción de protección, a la Comunidad Indígena de Cascomi. El argumento: que no existe vulneraciones de derecho constitucional alguno y que este tema debe ser ventilado en la vía ordinaria.

INREDH presenta impugnación al candidato Herrería ante el Consejo de Participación

La Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (Inredh), presentará formalmente la impugnación a la candidatura de Enrique Herrería a la Corte Constitucional este miércoles 16 de enero a las 9h00 ante el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio (Lizardo García 215 y José Tamayo).

Cuando la custodia policial concluye en tortura

Categoría: Actualidad Creado: Lunes, 04 Septiembre 2017 19:18
Visto: 1889

Comunicación INREDH 

04/09/2017

Cuando la custodia policial concluye en tortura

 

 Ángelo Ayol en el hospital Eugenio Espejo, Quito.

 

Son las 18:30 del 17 de septiembre de 2014. Ángelo Ayol Barros, estudiante de cuarto curso, está en clases en el Instituto Nacional Mejía, escucha gritos y silbidos en los exteriores del Colegio, ubicada en la calle Antonio Ante y Luis Vargas Torres, centro de Quito. Ese día las clases finalizan a las siete de la noche y Ángelo junto a dos amigos salen del establecimiento por la puerta de atrás, calle Venezuela y Matovelle, pero dicha calle está cerrada por miembros de la Policía Nacional y se dirigen a la calle Vargas y Ante. Angelo, de 17 años, continúa solo por la Vargas luego de despedirse de sus amigos, se da cuenta que varios policías caminan tras suyo.  En ese momento su vida se volvió un rompecabezas de escenas que relatan la historia de una tortura.

I

  1. Patazos y golpes.
  2. Rueda y se levanta rodeado de policías
  3. Golpes en la espalda
  4. Lluvia de patadas
  5. Una moto le atropella el brazo y la pierna izquierda
  6. Rodilla izquierda rota
  7. Insultos y golpes con tolete para obligarlo a subir a la moto
  8. No le indican las razones de su detención
  9. Es subido a la fuerza a la moto. Un policía se sube tras de él, lo esposan y el uniformado de adelante lo golpea con el casco.
  10. Durante el trayecto de la moto, los dos policías lo golpean en las costillas y en la cabeza. Angelo pierde el conocimiento.
  11. Está en un cuarto oscuro, sangra por la nariz y está solo.

II

Es la Unidad de la Policía Comunitaria (UPC) de La Basílica, centro histórico de Quito. Angelo al despertarse recibe dos patadas en la cara y cuello. Siente su saliva con tierra y un diente roto. Ve a policías con cascos y a otros sin el. Uno de ellos, es David A.

  1. Se despierta de un golpe.
  2. Le lanzan gas lacrimógeno en los ojos.
  3. Vuelven las patadas a la cara y el cuello. Esta vez también le pisan los tobillos.
  4. Se escuchan durante cinco minutos aproximadamente quejidos de otras personas.
  5. Abren la puerta y lanzan a un joven al cuarto. Es Kevin G. que había sido detenido.
  6. Los policías empiezan a golpearlos. Angelo no puede ver por el gas. Kevin aprieta la pierna derecha de Angelo y le dice por dónde vienen los golpes. Los policías les gritan al oído y los insultan.
  7. Angelo pide que le quiten las esposas, los policías se niegan.
  8. Durante una hora aproximadamente los encierran.  
  9. Angelo llora, no sabe dónde se encuentra.
  10. Llega una persona y le pide sus nombres. Angelo no le da, le pican la cabeza con un esfero, le jalan y le rayan. Después de eso le requisan y le quitan el celular.
  11. Transcurre una hora y media. Seis personas más fueron arrojadas al cuatro.
  12. Ingresa personal de la Policía antimotines, ordena que se pongan de rodillas y después los golpean con los toletes y los amenazan diciendo que los van a bañar con agua fría. 24. Angelo recupera la vista del ojo derecho. Después de una hora aproximadamente un policía se saca el casco y les comienza a requisar a todos.
  13. Le quitan las esposas y le revisan su mochila, el policía se pone el casco y se retira del lugar.   
  14. Los detenidos son trasladados.

III

Uno a uno de los detenidos son sacados de la UPC.  Angelo no podía caminar, él se demoró más al igual que Kevin y  salieron últimos. El policía  que le pinchó la cabeza con el esfero, le entregó a Angelo al policía Freddy F.

  1. Las ocho personas detenidas son ingresadas en un patrullero policial hacia la Unidad de Delitos Flagrantes de la Fiscalía, en la avenida Patria y 9 de Octubre, de la ciudad de Quito.
  2. Angelo le pide a un policía que le devuelva el celular. El policía dice que ya habló con su madre y que cuando salga libre vaya al UPC para que le devuelva el celular.
  3. A las 01:00, del 18 de septiembre de 2014, Angelo es trasladado hacia el Hospital Eugenio Espejo producto del maltrato y tortura del que fue objeto lo causó traumatismo cráneo encefálico y politraumatismo. Además, tuvo heridas profundas en la cabeza producto de los pinchazos del esferográfico.

 

IV

Casi tres años después el caso llega a audiencia de evaluación y preparatoria de juicio por el delito de tortura cometida por los miembros de la Policía Nacional. Este miércoles 6 de septiembre de 2017, a las 08:30 se realizará la audiencia en la Sala del Complejo Judicial Norte, ubicado en la Av. Amazonas y Juan José Villalengua, sector Iñaquito de la ciudad de Quito y será instalada por el juez Giovanny Freire.